CONCEJO DE GIJÓN

Gijón capital de la Costa Verde

 

Gijón  es un concejo  y una ciudad española con la categoría histórica de villa.

Es el municipio de Asturias más poblado, con casi 270.000habitantes .​ 

En Asturias solo Cangas de Onís y Oviedo tienen el título  de Ciudad.

 

Geográficamente Situada de cara al mar Cantábricose localiza junto a una bahía en la zona central-septentrional de Asturias, a 28 km de Oviedo y 26 km de Avilés, formando parte de una gran área metropolitana que abarca veinte concejos del centro de la región. Esta área está vertebrada por una  red de carreteras, autopistas y trenes de cercanías y cuenta con una población de casi 850.000 habitantes, los cuales la convierten en la séptima de España.​ En la península ibérica se sitúa en la parte central de la cornisa cantábrica y a escala europea en la zona sur del Arco Atlántico ( poblaciones de costa situadas desde La Rochele francesa a Oporto en Portugal).

Desde su inicio en época romana del emperador Augusto, su desarrollo ha estado vinculado al de su puerto, que en su momento era líder en movimientos de graneles sólidos (carbones y gravas ) en España. Gracias a los Planes de Desarrollo ( Plan de estabilización 1959)  tuvo un carácter eminentemente industrial, lo que favoreció el gran crecimiento a lo largo del siglo  xx. No obstante, durante las últimas décadas, y en particular después de la entrada en la Unión europea condujo a un desmantelamiento industrial en  siderurgia y el sector naval, lo que ha transformado la ciudad en un centro del sector servicios tales el  turístico, universitario, comercial y en menor medida de I+D+i. 

La ciudad es conocida como “capital de la Costa Verde” y es asimismo capital de la provincia marítima de Gijón. Por el concejo discurre el Camino de Santiago en su ruta costera y en él tienen su sede el Consejo Consultivo del Principado de Asturias, la Radiotelevisión del Principado de Asturias y el Centro de Seguridad Marítima Integral de Salvamento marítimo.

Gentilicio : Gijoneses

Por decreto 105/2006 de la Consejería de Cultura del Principado de Asturias oficializó los topónimos en asturiano dentro del concejo. Así, el topónimo de la capital municipal, la villa de Gijón, pasó a ser bilingüe: Gijón/Xixón.

 Símbolos 

Escudo de Gijón

Su uso viene  desde 1649, representa a Don Pelayo, primer rey de  de la monarquía asturiana,  sosteniendo una espada en su mano derecha y la Cruz de la Victoria prolongada con un báculo en la mano izquierda.​ La leyenda vincula a Don Pelayo con Munuza, quien fuera gobernador musulmán de Gijón y con quien entró en lucha ofendido por el matrimonio no consentido entre el gobernador y la hermana de éste.​ Preside el conjunto la corona real española.

OROGRAFIA EN EL TERROTORIO

 

Gijón limita con los siguientes concejos: Carreño al noroeste, Corvera al oeste, Llanera al suroeste, Siero al sur y Villaviciosa al este. Con Sariego sus límites llegan a unirse en un pequeño punto correspondiente a la Peña de los Cuatro Jueces, así llamada por constituir la confluencia de los concejos de Gijón, Villaviciosa, Sariego y Siero.

Forma parte de la vertiente hidrográfica cantábrica. Los ríos más destacables del concejo son el  Aboño y El  Piles. El río Aboño es el de mayor tamaño y caudal. Nace en el Alto de la Miranda (Llanera) y desemboca en el límite entre el concejo de Gijón y el de Carreño formando así la ría de Aboño, fuertemente industrializada en las últimas décadas. Este río se encuentra embalsado a la altura de San Andrés de los Tacones, al oeste del concejo al lado de la autopista A-66, y sirve de abastecimiento de la empresa  Mittal-Steel . El principal afluente del Aboño es el río Pinzales, de similar importancia hidrológica. El Pinzales nace en el concejo de Siero y atraviesa el concejo de Gijón de sur a norte. El río Piles, de gran importancia por atravesar parte del casco urbano de la ciudad, es un río corto y de caudal escaso cuyos 10 o 15 kilómetros transcurren íntegramente dentro de los límites del municipio, atravesando la parte este de la ciudad hasta desembocar en la playa de San Lorenzo. Existen otros arroyos menores (Peña Francia, Santurio, San Miguel, Tremañes, Cutis, Pilón, etc), de los cuales el más importante es el de La Ñora, que forma un tramo de la frontera con el concejo de Villaviciosa y desemboca en la playa del mismo nombre.

Su clima , determinado por la presencia del mar y la baja altitud del concejo, es un clima atlántico, con abundantes precipitaciones desde el otoño hasta los primeros días de la primavera, y un tiempo más estable y cálido en verano. 

Historia 

Los primeros testimonios de presencia del hombre en lo que hoy conocemos como concejo de Gijón datan del Mesolítico y consisten en instrumentos de piedra denominados “picos asturienses”, hallados en la desembocadura del río Piles y en Tremañes.

En el Neolítico, se construyeron en el Monte Deva una serie de túmulos (  enterramientos megalíticos) y en el Monte Areo un conjunto dolménico considerado como uno de los más importantes de la costa Cantábrica.​ En 1990, unas prospecciones arqueológicas permitieron sacar a la luz 30 dólmenes, repartidos en dos sectores diferentes: Los Llanos y Les Huelgues de San Pablo, que según algunos están agrupados con una cierta jerarquía   . Sucesivas campañas arqueológicas han permitido el estudio de un túmulo en el área de San Pablo y otros dos en la zona de El Llano. De tipología diferenciada, dos de ellos presentan cámaras de planta rectangular y otro, trapezoidal con un pequeño corredor precediéndolo. Este último es un caso interesante, ya que no es frecuente encontrar dólmenes de corredor en el área del Cantábrico. Este conjunto dolménico está datado en el 5000 a. C. ​

No se tienen noticias de asentamientos permanentes en el concejo hasta la aparición de los castros. El más conocido de estos poblados fortificados es el situado en la Campa Torres (Noega), con su origen en los siglos VI y V a. C., poblado por astures de la gens de los cilúrnigos y posteriormente romanizado al tratarse de un perfecto candidato para acoger temporalmente efectivos militares tras la conquista. En cambio, algunos autores opinan que debió existir algún tipo de población de carácter autóctono en el lugar que ocupa actualmente la ciudad, aunque no existen datos fidedignos que apoyen estas suposiciones.

El asentamiento de Noega fue progresivamente abandonado como consecuencia de la fundación de la fortificación romana en la península de Cimadevilla, llamada Gigia. Este asentamiento se convirtió en un centro regional o caput ciutatis​ y fue un importante puerto estratégico de la ruta marítima del Cantábrico,además de servir de enlace con la meseta a través de la vía que, partiendo de Gigia, recorría el centro de Asturias por Lucus Asturum y que posteriormente enlazaba, en Asturica Augusta, con la Vía de la Plata. La ciudad romana alcanzó su esplendor en el Bajo Imperio, cuando se erigió una potente fortaleza.20​ De esta etapa histórica nos quedan los restos de las termas romanas del campo Valdés (siglo I a II d. C.), la muralla romana (siglo III a IV) y la fábrica de salazones, entre otros hallazgos arqueológicos.

A la caída de la romanización y la llegada de las tribus godas de suevos y vándalos, poco hay datado. Fue sede de los asentamientos mahometanos bajo mando de Munuza, quien fijó aquí su residencia y puso un  asentamiento  militar . Al mismo tiempo, militarizó otros puntos en la zona.  La dominación duró aproximadamente desde el año 713 hasta el 718. En este  año se produjo la victoria de los asturianos en la batalla de Covadonga, iniciada en el 718 y liderada por Don Pelayo, quien se convertirá en rey del reino de Asturias.

En  1270 Alfonso X le concede fuero y Carta Puebla,  a pesar de ello quedará como un núcleo sin importancia económica o de población. 

El siglo XIV, época en la que el poder de la nobleza alcanza su máximo, estuvo marcado por una lucha dinástica tras la muerte de Alfonso XI. Se trata de una guerra entre Pedro I el Cruel, descendiente legítimo, y el bastardo Enrique de Trastámara. En los años siguientes Gijón fue otra vez centro de luchas entre el conde Alfonso Enríquez y Enrique III, en las que fue cercada, incendiada y arrasada, para terminar desapareciendo como centro urbano.   Como consecuencia, durante este periodo la zona rural del concejo adquiere bastante importancia, localizándose la población diseminada por el campo al amparo de iglesias y monasterios construidos en estilo románico, y levantándose asimismo algunas torres fortaleza.Un ejemplo notable de estas últimas construcciones es el desaparecido castillo de Curiel, que servía para controlar el paso desde el centro de la región a la villa gijonesa. Aún hoy se conservan vestigios de esta época, destacando la torre de la familia Valdés (conocida popularmente como el Turruxón de Trubia, en la parroquia de Cenero) y las iglesias de San Miguel de Dueñas en Bernueces y la de san Juan Bautista de Cenero (las cuales se encuentran entre las supervivientes a la destrucción y saqueos revolucionarios de la Revolución de 1934 y posterior Guerra Civil española de numerosos templos parroquiales).

A partir del Siglo XVII comienza el gran desarrollo fuera de su casco antiguo. Fue debido al Reglamento de libre comercio (1778) que habilitó el puerto de Gijón para el comercio con las colonias americanas. Se convirtió de esta forma en el único puerto asturiano habilitado para tal fin, siendo además la vieja dársena mejorada y ampliada tras su destrucción por una tormenta.​ Gracias a esto y a la mejora de las comunicaciones con la Meseta y a la creación del Instituto Asturiano, durante el siglo XVIII el núcleo urbano de Gijón se consolida y alcanza una población muy próxima a los 5500 habitantes.​ En esta época la figura de Gaspar Melchor de Jovellanos jugará un papel clave, pues además de promover la creación del Instituto y otras obras, será quien marque las líneas de expansión de la ciudad en su “Plan de Mejoras”, pionero de los planes de ensanche.

 Edad Contemporánea

En la primera década  del siglo XIX,  la villa  se divide en los barrios de Cima de Villa y Bajo de Villa.​ En este espacio urbano podían distinguirse tres partes: el arrabal de La Rueda o barrio del Carmen —al pie de la dársena del muelle—, el Humedal —en el límite suroccidental, construido sobre unas marismas desecadas— y el ensanche jovellanista. Este conjunto quedó enmarcado en 1836 por una cerca militar construida con motivo de la primera guerra carlista​  entre 1833-1840.

En la segunda mitad del siglo Gijón experimenta un gran desarrollo debido fundamentalmente a la industrialización. De hecho, el crecimiento demográfico es tal que la villa pasa de 10 000 habitantes en 1857 a 27 000 habitantes en 1900.Un antecedente de este proceso fue la instalación en 1836 de la fábrica de cigarros en el antiguo convento de las Agustinas en Cimadevilla. El proceso de crecimiento se aceleró en los años siguientes por diversos factores como la explotación del carbón, la carretera Gijón-León, la Carretera Carbonera de Langreo a Gijón (1842) (la primera de peaje de España, construida e inaugurada por el Alejandro María Aguado, marqués de las Marismas del Guadalquivir) y más tarde el Ferrocarril de Langreo (1852) —inaugurado por la reina madre María Cristina de Borbón—. Todo esto hizo que el puerto de Gijón tuviese que desarrollarse de una forma rápida, pues la intensidad del tráfico desbordaba el puerto. Se construyó un nuevo puerto en 1893 que sería el primer puerto carbonero de la península.

Esto la hace una villa industrial en la cual la burguesía desempeña un papel muy importante en el desarrollo urbano, creándose nuevas calles y plazas bien a través de reformas interiores en el caso histórico, bien a través de planes de ensanche para promover la expansión de la ciudad.​ El primer proyecto de ensanche se aprobó en 1867 en los terrenos del arenal de San Lorenzo al este de la villa, propiedad del marqués de Casa Valdés. La trama ortogonal entonces creada, que comienza en la plaza de San Miguel, dio origen al actual barrio de La Arena.

También durante la segunda mitad del siglo XIX se sucedieron varias visitas vacacionales de la familia real, que se alojaba en el Palacio de Revillagigedo. Isabel II inauguró estas estancias el verano de 1858, cuando tomó baños de ola en la playa de Pando, la cual ocupaba el lugar de la actual playa de Poniente antes de dejar paso a infraestructuras portuarias. Alfonso XII acudió a la misma playa en la temporada de baños de 1877, mientras que en la visita que realiza con su familia en 1884 ya comienza a tomar protagonismo el arenal de San Lorenzo, principal playa de la ciudad en la actualidad. Por último, su hijo Alfonso XIII visitará Gijón con su familia ya en agosto de 1900.

Entre finales del siglo XIX y comienzos del XX la consolidación de una pujante burguesía propició un nuevo modelo de urbanismo. Estos impulsaron la construcción de edificios residenciales de mayor superficie y fachadas llamativas —algunos de ellos influenciados por el Modernismo o Art Nouveau—, además de los equipamientos que exigían sus relaciones sociales y comerciales.​ Algunos ejemplos son el antiguo teatro Jovellanos (hoy derribado, y en cuyo solar se alza la Biblioteca del mismo nombre) el teatro Circo Los Campos Eliseos (también derribado), la plaza de Toros de El Bibio, el teatro y café Dindurra, el Gran hotel Malet (donde se alojaba Isabel II, tía de Alfonso XIII, también derribado).​ Esto implicó un gran equipamiento de infraestructuras y equipamientos municipales como la traída de aguas, recogida de basuras, alumbrado a gas y luego eléctrico, etc.

Un urbanismo burgués contrastaba notablemente con las viviendas y condiciones de vida precarias de los más desfavorecidos dentro de la clase obrera. Un gran número de estas personas vivía en las conocidas como “ciudadelas”, grupos de pequeñas casas unifamiliares de muy baja calidad distribuidas en hileras opuestas y con servicios comunes a todas ellas. Se construían sin licencia municipal en el patio interior de las manzanas y se ocultaban tras otros edificios o al fondo de un callejón. De entre todas ellas destaca la de la calle Capua, actualmente convertida en museo.

Siglo xx 

Con el estallido de la guerra civil, el 18 de julio de 1936, la ciudad quedó en la parte controlada por el bando republicano, y se formó el Comité de Guerra de Gijón de preponderancia anarquista, mientras que el ejército, concentrado en los cuarteles de Simancas y El Coto se unió al alzamiento, su resistencia fue eliminada en la tarde del 24  de agosto de 1936. Posteriormente la villa fue la capital del Consejo Interprovincial de Asturias y León —que se acabaría declarando soberano y se convertiría en el Consejo Soberano de Asturias y León— hasta la ocupación de la ciudad el 21 de octubre de 1937 por las tropas del general Franco.

La siderurgia es la principal industria desde finales del siglo xix y sobre todo con la creación de los Polos de Desarrollo del conocido como Plan de Estabilización de 1959 ( conjunto de medidas económicas aprobadas por el gobierno de España. El objetivo del plan fue la estabilización y liberalización de la economía española). Se crea Uninsa en 1971 a partir de la fusión de las fábricas de Moreda-Gijón y Mieres y Duro-Felguera y su posterior unión con Ensidesa, convertida luego junto a Altos Hornos de Vizcaya en Aceralia, para integrarse a finales del siglo XX en el grupo europeo Arcelor junto a la luxemburguesa Arbed y la francesa Usinor y absorbidas en la actualidad por el grupo anglo-indú  Mittal Steel.

Las últimas décadas del siglo XX y la entrada en la Unión Europea  traen consigo la crisis industrial que afectó sobre todo a la siderúrgica y al sector naval con desmantelamiento industrial que ha hecho desaparecer la mayor parte del  sector productivo. Y también al sector primario de la extracción minera tras haberse cerrado  la mina de La Camocha.  Todo lo anterior provocó la liberalización del suelo que dejó un nuevo aprovechamiento como nuevas playas, parques, un ensanchamiento de sus zonas urbanísticas y la creación de su campus universitario.

Bandera y plano de la Villa de gijón
Plano y bandera de la Villa de Gijón

 Evolución de la población 

La población  creció de manera notable a lo largo del siglo XX, especialmente entre los años 1960 y 1980 periodo en el que se duplicó. A partir de la década de 1990 el crecimiento se estancó, al igual que sucedió a nivel nacional, si bien debido a la inmigración, proveniente tanto de otros concejos de Asturias como del extranjero el padrón volvió a crecer de forma significativa en los primeros años del siglo XXI.  En este momento se vuelve a una pérdida poblacional continuada por diferentes motivos tales como la baja natalidad la falta de oportunidades para los profesionales cualificados y otros factores internos.

Economía

 

De ser tradicionalmente industrial, la economía de Gijón ha sufrido grandes cambios a partir de las duras reconversiones del sector industrial desde la década de los setenta.

La posición dominante en lo  económico de Gijón se inició a finales del siglo XIX, debido a la confluencia de varios factores:

  • La explotación del carbón de las cuencas hulleras del interior de Asturias (principalmente en Mieres y Langreo). La construcción del Ferrocarril de Langreo, tercer ferrocarril español, en 1856, hizo de Gijón el puerto de embarque de la mayor parte de la producción minera asturiana, estimulando el comercio y la industria local.
  • La repatriación de capitales de la América española , como consecuencia de la pérdida de las provincias de ultramar ( Cuba, Filipinas y Puerto Rico) , propician  la creación de nuevas industrias e inversiones en desarrollos  inmobiliarios.

Su  modelo industrial generado, típico de la primera Revolución Industrial, constaba por tanto de un fuerte sector secundario, con gran presencia de la industria metálica, siderúrgica, cerámica, vidrio y textil. El sector terciario, además de la actividad comercial generada por la ciudad, incluyó la incipiente actividad turística del Gijón de la época, que también aspiró a convertirse en una gran estación balnearia. Sin embargo no llegó a prosperar lo esperado debido al tardío enlace ferroviario que conectó a Asturias con la meseta.

La siguiente etapa de gran crecimiento económico y demográfico de Gijón se produce entre 1959 y 1972 , debido a la concentración industrial propiciada por el I.N.I. ( Instituto Nacional de Industria)  y a la actividad del puerto de el Musel y de los astilleros de su bahía.

Tras una dura crisis y desmantelamiento industrial  en los años ochenta, se dió paso a un sector terciario es el más importante de la economía gijonesa, seguido del sector secundario con menor incidencia que en épocas anteriores  (industrias siderúrgicas y metálicas). El peso del sector primario en la economía del municipio es  irrelevante.

Patrimonio cultural

 

Museos 

  • Termas romanas del Campo Valdés.
  • Parque Arqueológico y Natural de la Campa Torres.
  • Museo Casa Natal de Jovellanos.
  • Museo del Ferrocarril de Asturias.
  • LABoral Centro de Arte y Creación Industrial
  • Villa romana de Veranes
  • Jardín Botánico Atlántico.
  • Museo Evaristo Valle.
  • Museo Etnográfico del Pueblo de Asturias.
  • Espacio etnográfico Ciudadela de Celestino Solar.
  • Acuario de Gijón.
  • Museo Juan Barjola.
  • Museo Internacional de la Gaita.
  • Museo Nicanor Piñole.
  • Centro de Interpretación del Cine de Asturias (CICA).
  • Museo-Acuario del Centro de Experimentación Pesquera.

Arquitectura civil 

  • Palacio de Revillagigedo.
  • Palacio de los Jove Hevia.
  • Teatro Jovellanos.
  • Universidad Laboral de Gijón.
  • Real Instituto Jovellanos.
  • Biblioteca Pública  de Gijón ( Antiguo edificio del Banco de España, estilo neoclásico).
  • Casa consistorial de Gijón.
  • Antigua Pescadería Municipa ( hoy convertido en oficinas de servicios municipales)l.
  • Banco de Gijón.
  • Plaza Mayor
  • Plaza de Toros del Bibio.
  • Casa Sindical y otros edificios de arquitectura modernista del centro de la ciudad ( ahora en total abandono).
  • Barrio de Cimadevilla, conjunto histórico artístico.

Arquitectura religiosa 

  • Iglesia de San José
  • Iglesia de San Lorenzo
  • Santuario de Nuestra Señora de Contrueces
  • Iglesia de San Pedro
  • Basílica del Sagrado Corazón
  • Iglesia de la Universidad laboral
  • Santuario de Nuestra Señora de Contrueces

Espacios naturales 

  • Cerro de Santa Catalina, con la escultura de Eduardo Chillida “Elogio del Horizonte”
  • Parque de Isabel la Católica
  • Jardines del Tren de la Libertad (conocidos como el Solarón y que se ubicaba las viejas estaciones de ferrocarril desde finales del siglo XIX))
  • Monte Deva
  • Playa de San Lorenzo, Playa de Poniente, Playa del Arbeyal, Mayanes, Cervigón, Peñarrubia, Serín, Estaño y La Ñora

 

 Senderismo 

Existen varios senderos homologados, tanto de Gran Recorrido (GR), homologados por la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada, como de Pequeño Recorrido (PR) y Senderos Locales (SL), homologados por la Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo del Principado de Asturias. Los senderos GR-100 (Ruta de la Vía de la Plata) y GR-108 (Travesía Anderiega) comienzan en Gijón, mientras que el GR-204 (Senda Costera) lo atraviesa. En cuanto a los PR, hay dos en el municipio, el PR-AS 170 (Ruta del Río Ñora) y el PR AS-118 (Ruta del Fario); y como SL, el SL-AS 9 (Camino de Santa Olaya), el SL-AS 10 (Valle y Arroyo de Rioseco), y el SL-AS 11 (Monte Deva).

 

Camino de Santiago 

El Camino de Santiago del Norte (o Camino de la Costa), que en su tramo asturiano coincide con el Sendero Europeo E-9, discurre a lo largo de 19 km por el de Gijón. En el km. 3 se encuentra el actual albergue de peregrinos (servicio que ofrece el Camping de Deva). A partir de este lugar, la ruta oficial transcurre por las parroquias de Cabueñes y Somió hasta el río Piles, donde se le une la ruta alternativa de la Senda del Peñafrancía, que habremos podido tomar al poco de salir del Camping de Deva. Atravesada la ciudad durante 7 km, el Camino continúa por Veriña y asciende hacia Poago y Monte Areo, entrando en el Concejo de Carreño.

Bicicleta 

Gijón cuenta con una red urbana de carriles bici diseñados para poder comunicar las distintas zonas de la ciudad entre sí, así como con una vía verde  en  la Camocha.

Además la ciudad cuenta con el plan Gijón-Bici, que permite disponer con la tarjeta ciudadana de una bicicleta propiedad del ayuntamiento.

Autobuses urbanos e interurbanos

El pago por la utilización del servicio puede realizarse en efectivo, a través de distintos abonos, tarjeta ciudadana, o la tarjeta CTA  ( Consorcio de Transportes de Asturias )y es gratuito para todas las personas menores de 17 años. ​

 La estación de autobuses interurbanos  de Gijón es de  propiedad privada de ALSA. Se encuentra situada entre las calles Magnus Blikstad y Llanes, en la zona centro de la ciudad y permite la comunicación con otras localidades de Asturias así como a nivel nacional e internacional. ​ La opera en exclusiva o a través de sus filiales y que recientemente ha manifestado su intención de clausurarla para construir viviendas, dando origen a una gran polémica en la ciudad. ​Su estado deja mucho que desear por el abandono en que se encuentra.

Existen también otras compañías privadas como que operan líneas entre la ciudad y algunos de los concejos vecinos y que efectúan sus salidas o llegadas a la ciudad en alguna de las paradas habilitadas para los autobuses urbanos. ​

Ferrocarril 

Cuenta actualmente con una estación de tren principal que se encuentra situada en la calle Sanz Crespo, en el barrio de Laviada. Es una estación provisional, cuya construcción fue motivada por las obras de soterramiento del ferrocarril en la ciudad y la adaptación a la red AVE, que sustituye a las antiguas estaciones de Gijón Cercanías y Jovellanos/La Braña con vistas a la construcción de una futura estación intermodal, que actualmente se encuentra en espera de desarrollo y de dotación económica.

De esta estación parten las líneas C-1 de ancho ibérico y C-4, C-5 y C-9 de ancho métrico, pertenecientes a la red de Cercanías Asturias y que unen la ciudad con las principales localidades asturianas.​ También parten de ella diversos servicios de Alvia que conectan con multitud de destinos nacionales.

 Gijón fue punto de partida y llegada de los trenes del Ferrocarril de Langreo, inaugurado en 1852, siendo así la cuarta línea de tracción de vapor en la península ibérica y la primera de carácter industrial, diseñada para el transporte de carbón de las minas de Langreo y Siero hasta el puerto de la ciudad.​ La antigua estación del norte, que fue en su día la principal de la ciudad es actualmente el Museo del Ferrocarril de Asturias.

Cultura 

 

Su actividad cultural es muy amplia, y hace especial hincapié en la instrucción  pública. Desde 1981 existe una Universidad Popular con talleres y cursos, así como una red de centros sociales y bibliotecas en cada barrio. Tienen especial importancia el Ateneo Jovellanos, institución liberal fundada en 1953 con el impulso del catedrático y político Torcuato Fernández-Miranda, primer presidente de las Cortes democráticas de 1978, el Ateneo Obrero de Gijón, una entidad cultural con más de cien años de vida, Ateneo de la Calzada y el Antiguo Instituto Jovellanos.

Se realizan actividades culturales todo el año, que aumentan considerablemente en los meses de verano, sobre todo en agosto por las fiestas de la Virgen de Begoña  (15 de agosto), con fiestas, música y teatro, que complementan la programación continua del Teatro Municipal Jovellanos. Entre los actos consolidados en la ciudad podemos destacar:

  • Festival Internacional de magia, en enero.
  • FETEN Feria Europea de Teatro para niños, en febrero.
  • L.E.V. Festival · Laboratorio de Electrónica Visual · Festival Internacional de Creación Audiovisual de Gijón, a principios de mayo.
  • Metrópoli Gijón, Festival Media de Cultura y Entretenimiento de Gijón, incluyendo una Cómic-Con, que se celebra a finales de junio en el Recinto Ferial.
  • La Semana Negra, en julio.
  • El Festival aéreo Internacional en julio. Organizado por el Círculo Aeronáutico Pedro Fernández-Duro
  • Festival Arco Atlántico, en julio
  • Festival Folclórico Internacional, finales de julio.
  • Feria Internacional de Muestras de Asturias (FIDMA), en agosto.
  • El Festival Internacional de Cine de Gijón, a finales de noviembre.
  • Encuentro literario La Arribada.

Además la ciudad es sede de un festival de jazz, semana internacional de montaña, Salón del cómic, festival de Gospel.

En la antigua  Universidad Laboral  de Gijón (  Construida entre 1946 y 1956,  la obra arquitectónica más importante realizada en el siglo XX en Asturias )tiene su sede LABoral Centro de Arte y Creación Industrial, que actúa como uno de los ejes motores de Laboral, Ciudad de la Cultura. El Centro fue inaugurado el 30 de marzo de 2007 como espacio interdisciplinar para favorecer el intercambio artístico y fomentar la relación entre sociedad, arte, ciencia, tecnología y las industrias creativas. Es el único centro existente en España dedicado, desde su misma concepción, a la cultura tecnológica, la investigación artística, la producción, la formación, la exposición y la difusión del arte y las industrias creativas. Representa un nuevo modelo de centro de arte cuya programación tienen como soporte esencial la propuesta de estrategias de participación y diálogo en la intersección misma del arte y la creación industrial. Para alcanzar estos objetivos, la relación con el entorno más inmediato -Asturias, la sociedad regional y los artistas asturianos- y la colaboración con instituciones a las que mueven objetivos afines son pilares esenciales.  

Sus centros municipales programan en sus sedes todo tipos de espectáculos, destaca la cita con el jazz que se celebra al menos una vez al mes en el Antiguo Instituto bajo el nombre Jazz en el Centro. Desde 2006, la ciudad cuenta con un coro de voces blancas conocido en toda la región, los Niños Cantores de Gijón, que ofrecen anualmente conciertos de diferentes iglesias y parroquias de la ciudad, tales como San José, Nª Señora de Fátima o San Nicolás de Bari entre otros.

  

José Luis Garci grabó a principios de la década de 1980 la mayor parte del metraje de Volver a empezar, película que posteriormente obtendría un Oscar de la Academia a la mejor película extranjera. A principios de la década de 1990 hubo un auge de bandas de música indie en la villa, que se conoció como el Xixón Sound. También la comedia La gran aventura de Mortadelo y Filemón fue grabada en parte en la Ciudad de la Cultura de Gijón, conocida como la Universidad Laboral en el barrio de Cabueñes. En 2006, la ciudad albergó el rodaje íntegro de la película de los hermanos Ulloa, “Pudor”. Y en 2009, la Laboral y sus alrededores se convertirían en Oxford para la película de Fernando González Molina, Fuga de Cerebros. Y recientemente en 2019 también se rodó en Gijón (concretamente en la Quinta Bauer en Somió y el bar restaurante El Globo, entre otras localizaciones) la película “Si yo fuera rico” de Álvaro Fernández Armero para Mediaset y Telecinco.

Literatura 

Gijón destaca también por su vitalidad literaria, de la que es ejemplo la Semana Negra, que se celebra desde 1988, año en que el escritor asturmexicano Paco Ignacio Taibo II la organizó por primera vez, como un acontecimiento cultural que serviría de marco a un encuentro del ejecutivo de la Asociación Internacional de Escritores Policíacos, (AIEP).

 

Gastronomía 

Típica fabada asturiana.

Podemos destacar dentro de la comida clásica, como primeros, les fabes, las reinas en la cocina asturiana, ya sea en la conocidísima fabada asturiana con compango (chorizo, morcilla asturiana y lacón), como con almejas, centollo, con caza, etc y el pote asturiano. En los segundos, el puerto aporta sabrosos pescados y mariscos del Cantábrico con el que se realizan recetas tradicionales como la chopa a la sidra, besugo a la espalda, ventresca de bonito o los oricios, aunque también tienen su importancia los platos de carne de las parroquias del interior como la ternera o el pitu de caleya. Los postres típicos son el arroz con leche, tarta charlota, tarta gijonesa, biscuit Gijón, bombones de sidra de. Debería resaltarse que las «princesitas» siguen realizándose de forma artesanal.

Gijón es cantera también de jóvenes cocineros que han rejuvenecido la cocina asturiana.

 ​

Fiestas 

 

Fiesta de interés turístico regional. El Antroxu, en Gijón, son las fiestas de Carnaval. Se celebran coincidiendo con los carnavales al igual que en el resto de la geografía española, generalmente en el mes de febrero. Las fiestas del Antroxu comienzan con el popular Jueves de Comadres y se alarga hasta el martes de Carnaval. Durante todos estos días se celebran en la ciudad concursos de disfraces, charangas… pasacalles, el famoso desfile d’Antroxu (Lunes de Carnaval) y la fiesta finaliza el Martes de Carnaval, con la lectura del testamento y el entierro de la Sardina. Durante las jornadas de fiesta se pueden degustar los típicos platos asturianos de estas fiestas en numerosos restaurantes de la ciudad (Pote Asturiano, Frixuelos, Picatostes…)

Fiesta dedicada al patrono de la ciudad, San Pedro, celebrada el 29 de junio. Durante la jornada se celebra con la bendición de las aguas y con una jornada campestre típicamente asturiana en los jardines del museo del Pueblo de Asturias. Como día grande, se entregan las medallas de la ciudad, así como los nombramientos de hijos predilectos y adoptivos.

 

Festival de novela negra, que ha ido creciendo a lo largo de sus más de 20 ediciones. Se celebra en julio durando unos 10 días y no una semana. Comienza con la llegada del tren negro a la estación de Gijón, en el que arriban los autores y autoridades invitados al festival. Además de novela negra, hay exposiciones, concursos, cómics, mercadillo de libros y todos los elementos propios de las ferias (atracciones, tiendas de comida, bares, conciertos, etc.).

 

Fiesta de interés turístico Nacional. Se celebra el primer domingo de agosto. Durante la jornada se celebra una jira en el Cerro de Santa Catalina. Ya por la tarde se realiza un desfile de diversos grupos folclóricos y con numerosas carrozas, que va desde los jardines del Náutico hasta el estadio de El Molinón.

 

 

 

 

 

 

NederlandsEnglishFrançaisDeutschItalianoPortuguêsРусскийEspañol
No permitida su copia. Pida permiso.